jueves, 10 de mayo de 2007

...a ustedes...

Empezare contando que tienes dentro de ti una responsabilidad de por vida, la cual hubieras podido evitar, si hubieras hecho caso, adoptando medidas, pero caiste en lo mas utilizado, los viejos habitos. Y fuiste cayendo en la profundidad de un ricon que no escucha, que no reconoce ni siquiera con dolor. Y continuas alejandote de lo que crees que te hace mal pero en el fondo conoces la salida y la verdad. Te desapareces ante tus propios ojos, me olvidas sin considerarme, limpie sus lagrimas y cuando brotan de mi nadie las sabe sostener. Buscame, para cuidarte pero cuidame un poco mas a mi.